24/7 Support number 1-555-555-555

Ruta por La Tierra del Champagne

Es el vino más famoso del mundo y se elabora aquí, en la región francesa de La Champagne, la tierra que le da nombre. Es un lugar donde viñedos y bodegas son Patrimonio de la Humanidad y donde agricultores, bodegueros y enólogos llevan perfeccionando el savoir faire vitivinícola desde que el monje benedictino Dom Pérignon desarrollara el método champenoise en el siglo XVII.

Éstos son los imprescindibles en la región:

1. Reims

Reims ha sido siempre uno de los mayores símbolos de Francia ¿el motivo? Clodoveo, el primer rey de los francos, fue bautizado en este lugar en el año 496 y después de él se coronaron hasta treinta y dos monarcas franceses en esta ciudad, concretamente en la imponente catedral gótica de Notre-Dame de Reims. Tardaron más de 300 años en construir este espectacular coloso que ya desde el principio se concibió para impresionar a quien lo visitara. Y ciertamente consiguieron el efecto deseado. Hoy Notre-Dame de Reims es uno de los highlights del país vecino.

Junto a la catedral de Notre-Dame se levanta otro edificio noble cuya existencia se remonta, igual que la basílica, a principios del siglo V: El Palacio de Tau. Fue residencia de los prelados de Reims, poderosos señores feudales que tenían derechos condales sobre la ciudad e incluso capacidad de acuñar moneda. El lugar donde se alojaba y preparaba a los príncipes antes de su coronación ejerce hoy como museo.

2. Bodegas de nombre ilustre

Sin salir de Reims se pueden visitar bodegas pertenecientes a algunos de los grandes nombres del champagne. Una de las familias más antiguas es Taittinger, quienes comenzaron en el negocio del vino en 1734. Las cavas donde maduran sus botellas se ubican a 18 metros bajo el suelo de la ciudad en una antigua crayère (cantera de piedra caliza) de época galo-romana. Este espacio, que fue excavado y tallado mano, también albergó la cripta de la ya desaparecida abadía de Saint-Nicaise.

Otra de las familias afincada en Reims y situada en el olimpo de los champagnes es Pommery, que fue fundada en 1836. En un tiempo en el que el papel de la mujer estaba relegado a la sombra de sus padres o maridos, Madame Pommery se erigió como una empresaria visionaria que revolucionaría el mundo del champagne y triunfaría sin fisuras en los mercados europeos.

Veuve Clicquot, otra de las familias veteranas del champagne en Reims tiene también a una mujer como pilar fundacional. Madamme Clicquot no solo supo situar a sus vinos entre los mejores, sino que introdujo en la industria algunas innovaciones técnicas inventadas por ella misma y también elaboraró el primer champagne rosado conocido en 1818.

3. Dulce como la miel

En Reims se ubica la biscuiterie más antigua del Francia, Fossier, fundada en 1756. Su fama creció como la espuma desde el principio y su pan de especias acabó siendo uno de los típicos regalos de coronación para los reyes.

Hoy el Biscuit Rosé de Reims, cuya receta tiene también más de 250 años, ha tomado el protagonismo y hasta los más prestigiosos chefs de todo el país lo usan para la creación de sus postres.

4. Hautvillers

Podría ser una más de las tantas villas que apenas sacan la cabeza entre el manto de viñedos de La Champagne, pero no. La modesta Hautvillers entró en la historia de la vinicultura mundial por ser lugar de residencia y muerte de un personaje clave: el monje benedictino Dom Pierre Pérignon, al que se bautizó como “padre del champagne”.

Si bien no fue él quien realmente lo inventara, lo cierto es que el religioso Pérignon fue una persona clave en el desarrollo del método de elaboración de este vino, ya que introdujo nuevos sistemas en el prensado de la uva y usó botellas que resistieran a los estragos de la fermentación. La tumba de este emblemático personaje se encuentra frente al altar de la iglesia abacial de San Pedro.

5. “La Milla del Millón”

Una de las visitas imprescindibles en esta región consagrada al vino es la localidad de Epernay, declarada oficialmente “La Capital del Champagne.” El epicentro de toda la acción está en la Avenida de Champagne, un elegante boulevard donde se instalaría la familia Ruinart en 1729. Tras ella llegarían otros grandes nombres del vino como Moët & Chandon, Mercier, Boizel, Perrier Jouët y así hasta trece.

El subsuelo de esta avenida se cuenta en cifras superlativas: hay ni más ni menos que 110 kilómetros de cavas que atesoran más de doscientos millones de botellas. Su valor es incalculable.

6. Hotel Domaine Les Crayères

Ubicado en la vieja mansión de la familia Polignac, construida a imagen y semejanza de un afrancesado chateau de corte clásica, el Hotel Domaine Les Crayères es uno de los alojamientos más emblemáticos y exclusivos de la región de La Champagne.

Su restaurante Le Parc, liderado por el chef Philippe Mille, cuenta con dos estrellas Michelin y con más de 600 referencias de champagne. Es muy recomendable reservar una velada para su menú degustación Echappe Dans les Vignes; su marisco normando es soberbio.

#atlantidatravel #francia #champagne #slowtravel #vino #rutadelvino #winelovers #gastronomia10 #luxurytravelcurators #staysafewithatlantida #viajaseguroconatlantida #atlantidainspira #traveladvisor #viajesdelujo #viajesepicos #luxurytravel #hoteldelujo #luxuryhotel

Contacto

¡Gracias!

Recibirá un correo electrónico confirmando su registro.

¡Asegúrese de agregar nuestra dirección de correo electrónico, info@atlantida.travel, a su libreta de direcciones para que pueda comenzar a recibir nuestras publicaciones especiales de inmediato!

Gracias!