24/7 Support number 1-555-555-555

Ruta por el Triángulo de Dalí

Pocos artistas tuvieron semejante vínculo y fascinación por su tierra natal como la de Salvador Dalí por L’Empordà. Él mismo reconocía que el viento de Tramuntana que a menudo azota esta costa catalana era el responsable de su “completa locura”. En L’Empordà nació, vivió, creó y murió. Y también en este rincón del mapa se exhibe hoy la mayor parte de un legado artístico que es tan heterogéneo como genial.

Estos son sus rincones imprescindibles:

1. Figueres

Para comprender al Dalí más temprano hay que acercarse hasta Figueres, la ciudad que le vio nacer y en la que el joven Salvador pasaría los primeros años de su juventud. Vino al mundo en 1904 en el número 6 de la calle Monturiol a la que él mismo, años después, pondría el mote de “calle de los genios”. Dalí fue bautizado en la iglesia de Sant Pere, situada en la calle homónima, una vía a tan solo dos manzanas de su casa natal donde también puede visitarse el Museu del Joguet de Catalunya (Museo del Juguete).  

Ya desde muy joven Dalí convirtió su vida en una constante performance y la culminación de esa personalidad exhibicionista fue la reconversión que Dalí hizo del antiguo Teatro Municipal de Figueres. Aquel espacio —hoy el Teatro-Museo Dalí— se convertiría, según palabras del propio artista, en “un objeto surrealista absoluto”.

2. Cadaqués

Uno de los pueblos más fotogénicos de la Costa Brava fue el lugar escogido por Salvador Dalí para domiciliar su primer estudio de pintura. Durante sus estancias estivales en la bella Cadaqués el artista alquiló una casa de pescadores junto a Port Alguer, donde recibiría a grandes amigos como García Lorca o Luís Buñuel. En uno de sus paseos por la playa de la localidad toparía con el gran amor de su vida, Helena Ivànovna —a quien el mundo conocería más tarde como Gala— quien se instaló en el Hotel Miramar (hoy Hotel La Residencia) para pasar el verano de 1929.

Dalí plasmó en sus cuadros algunos de aquellos paisajes de la Costa Brava que tanto le inspiraron y los perfiles rocosos situados entre Cadaqués y el Cap de Creus pueden descubrirse, por ejemplo, en algunas obras maestras como El Espectro del Sex-Appeal (1932) o El Destete del Mueble Alimento (1934) entre muchas otras.

3. Port Lligat

En la Costa Brava, la ruta del maestro ampurdanés no estaría completa sin una visita al escueto pueblo de Portlligat, al que se mudaron Dalí y Gala en 1949 tras su largo retiro en Nueva York. La Casa-Museo de Portlligat vuelve a demostrar que Dalí no solo modelaba el surrealismo en sus obras sino también en su propia vida. Arquitectura laberíntica, estancias abigarradas y decoración kitch —con oso polar disecado incluido— fueron refugio, nido de amor y taller creativo de la pareja durante más de 30 años.

La Casa Museo abrió un nuevo espacio al público no hace muchos años, la Torre de las Ollas, lugar donde Dalí trabajaba en sus extravagantes esculturas.

4. Púbol

La Casa-Museo Castillo Gala-Dalí, en Púbol, es el sobrio contrapunto al barroquismo que impera en la residencia de Portlligat. Gala se encargó casi en exclusiva de la decoración de los interiores con muebles antiguos, tapices o candelabros y en ellos se respira un gusto estético heredado de su procedencia aristocrática rusa.

La musa del genio moría en 1982 y tras ser embalsamada fue enterrada en la cripta de Castillo Gala-Dalí ataviada con un elegante vestido rojo de Dior. La cripta vecina, concebida inicialmente para dar sepulcro a Dalí, quedaría vacía para siempre, ya que el genio al final de sus días decidió reposar eternamente en su natal Figueres.

5. Alojamiento

Esta masía catalana del s.XVIII reconvertida en exclusivo hotel-boutique es el brillante escenario para pasar unos días alejados del ruido y disfrutando del lujo sin estridencias. En Mas de Torrent Hotel & Spa (Relais Chateaux) todo está pensado para la calma, desde su cuidada decoración con materiales naturales hasta sus suites con piscina privada o su jardín de hierbas aromáticas.

Merece la pena apuntarse a la GastroDiet, un nuevo concepto ideado por el chef Ramón Freixa que marida la alta cocina con una dieta baja en calorías.

#atlantidatravel #empordà #auténtico #arte #inspiración #slowtravel #luxurytravelcurators #atlantidainspira #traveladvisor #viajesdelujo #viajesepicos #luxurytravel

Contacto

¡Gracias!

Recibirá un correo electrónico confirmando su registro.

¡Asegúrese de agregar nuestra dirección de correo electrónico, info@atlantida.travel, a su libreta de direcciones para que pueda comenzar a recibir nuestras publicaciones especiales de inmediato!

Gracias!