24/7 Support number 1-555-555-555

República Dominicana

Dibujado por una serie de formaciones calizas que emergen del mar, el Parque Nacional Los Haitises es la región kárstica más importante de las Antillas.

Además de tener una belleza desconcertante, este espacio protegido es un santuario para las aves (anidan más de 200 especies, algunas endémicas) y para las ballenas jorobadas que todos los inviernos dan a luz en la bahía de Samaná.

Otros rincones que bien merecen una visita en la costa Norte de la República Dominicana son:

1. Samaná

La península de Samaná, en cuya bahía recaló Cristóbal Colón en 1493, triunfa por sus playas, por su ambiente bohemio, por tener menos resorts a gran escala, por ser hogar de las ballenas jorobadas y sobretodo por un despliegue vegetal que deja sin habla.

Su relativo aislamiento —hasta hace bien poco carecía de buenas carreteras— ha hecho que esta península que se vierte en el océano conserve algunos de los paisajes y paisanajes más auténticos de la isla.

Entre ellos el muy célebre Salto de El Limón, una cascada de 40 metros a cuyos pies se forma una poza bucólica donde se permite el baño. Para llegar a este oasis tropical hay que cubrir unos tres kilómetros a través de la selva por un camino pedregoso y en fuerte pendiente. Se puede hacer a pie o a caballo.

En Samaná también hay dos localidades que merece la pena conocer, Santa Bárbara que cuenta con un pintoresco núcleo comercial y es punto de partida para visitar el Parque Nacional Los Haitises.

Y Las Terrenas, enclave imprescindible donde probar las especialidades de pescado y marisco típicas de Samaná. Hay numerosos bares y restaurantes a pie de playa que sirven buen comer y cocktails exóticos con el sonido del mar de fondo.


2. Playas en la costa Norte

En la costa Norte las playas están rodeadas de exuberante vegetación tropical y ofrecen numerosas opciones deportivas y gastronómicas.

Los aficionados al surf tienen como destino Playa Encuentro y para un turismo más familiar están la Playa de Cabarete o Playa Grande que además cuentan con un buen catálogo de restaurantes especializados en gastronomía dominicana y en la cocina del marisco.

Las playas de La Ensenada y Punta Rucia son el punto de partida de las excursiones en barco hasta Cayo Arena, uno de los enclaves más pintorescos del litoral dominicano al que el célebre músico Juan Luís Guerra dedicó la canción Voy pa’ Cayo Arena.

Su descripción es tan sencilla como el lugar en sí: un islote de arena blanca rodeado de aguas color turquesa intenso y tan solo seis cabañas de cañizo que ofrecen la única sombra en muchos kilómetros a la redonda. Otra isla de arena coralina y cocoteros en el Norte es el espectacular Cayo Levantado, al que se llega desde Santa Bárbara de Samaná.


3. Artesanía caribeña

República Dominicana cuenta con algunos de los mayores depósitos de ámbar del mundo. En el país se encuentran diez tipos, desde los más habituales como el amarillo o el marrón hasta el más raro y exclusivo, el ámbar azul, que debe su color a los materiales volcánicos que contiene. Por otro lado, el larimar, “la turquesa dominicana” de característico color azul celeste, es la piedra nacional por excelencia.


4. Senderos de Plantaciones

Por otro lado, los productos ecológicos dominicanos han ido ganando terreno y en la actualidad, con el 60% de la producción mundial, el país se sitúa como primer productor de cacao orgánico del mundo. Existen varias rutas del cacao —y también del café— para visitar las haciendas productoras.


5. Alojamiento: Amanera

Situadas en la plácida costa norte de República Dominicana junto a la bella Playa Grande, las “casitas” del resort Amanera son la quintaesencia de la elegancia y del lujo sin estridencias.

La calma visual y el confort se han conseguido con arquitectura minimalista, colores orgánicos e infinity pools privadas con vistas al océano.

Para elevar la placidez más si cabe, conviene rendirse a uno de los tratamientos milenarios de su spa, basados en los rituales de los indios taínos.


#RepublicaDominicana #Samana #Caribe #Naturaleza #VidaSalvaje #Aventura #Sostenibilidad

Contacto

¡Gracias!

Recibirá un correo electrónico confirmando su registro.

¡Asegúrese de agregar nuestra dirección de correo electrónico, info@atlantida.travel, a su libreta de direcciones para que pueda comenzar a recibir nuestras publicaciones especiales de inmediato!

Gracias!