24/7 Support number 1-555-555-555

Tesoros naturales de Costa Rica

Costa Rica, a pesar de su modesto tamaño, es el hábitat del 5% de la biodiversidad existente en todo el Planeta. Solo en la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde habitan 400 especies de pájaros, incluido el mítico quetzal, la serpiente emplumada de los mayas. Y no solo eso. La reserva también es un paraíso botánico, sobretodo para las orquídeas: de las 500 especies catalogadas, 34 son nuevas para la ciencia.

Además de la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde hay muchos otros espacios en Costa Rica, menos conocidos, donde la biodiversidad es superlativa:

1. Parque Nacional Marino Ballena

Además de poseer varias playas de belleza salvaje, como Playa Ballena —que por cierto cuenta, como muchas otras en el país, con su Bandera Azul— el Parque Nacional Marino Ballena tiene una vida submarina como pocas en Costa Rica. Bajo el agua el espectáculo se ofrece a diario en forma de arrecifes, tortugas marinas y delfines lo que lo convierten en un lugar único para el snorkel y el buceo.

Durante algunos meses también lo frecuentan las ballenas jorobadas, que vienen hasta aquí desde la otra punta del Planeta para dar a luz a sus crías.

2. Parque Nacional de los Quetzales

La biodiversidad de Costa Rica se protege por 28 parques nacionales, 8 reservas biológicas, 32 zonas protegidas, 13 reservas forestales y 58 refugios de vida silvestre. Toda una declaración de intenciones de un país que tiene en la naturaleza su principal activo.

Uno de esos parques nacionales es el de los Quetzales, al que acuden ornitólogos del mundo entero para observar al mítico quetzal (Pharomachrus mocinno) un pájaro que fue sagrado para las culturas prehispánicas. A parte de él, esta zona alberga aproximadamente el 20% de las especies de aves conocidas en el país.

3. Río Celeste

Hay una expresión popular en Costa Rica que dice: “cuando Dios terminó de pintar el cielo de azul, lavó sus pinceles en el río Celeste.” Se encuentra en el Parque Nacional Volcán Tenorio y tanto sus cataratas como la sección denominada Los Teñideros fueron elegidos por los ticos, en votación popular, como una de las siete maravillas turísticas de Costa Rica.

Llegar a él no es tarea fácil: se aconseja un 4×4 para superar la carretera de lastre que conduce a la entrada del parque, para después embarcarse en una caminata.

Por cierto, tan insólita coloración se debe a la alta concentración de aluminio y silicio en sus aguas.

4. Parque Nacional del Volcán Irazú

Este cerro del temblor y el trueno comolo bautizaron los indígenas, tiene 3.432 metros de altitud, lo que le sitúa en el primer puesto en el podio de los volcanes más altos del país. Los de aquí lo saben y lo aconsejan: hay que subir a él a primera hora de la mañana, antes de que la niebla cubra por completo su cráter principal y su tantas veces fotografiada laguna verde.

Paradójicamente, este volcán destructor que siempre tuvo en vilo a los habitantes de Cartago y San José, es también fuente de vida: dentro de su área protegida nacen los ríos y quebradas que dan origen a las cuencas fluviales del Reventazón, del Sarapiquí, del Sucio y del Toro Amarillo.

5. Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo

Es uno de los humedales más renombrados del país, considerado de importancia internacional por la Convención RAMSAR. Los manglares que tapizan sus aguas son hábitat para cocodrilos, caimanes, manatíes y otro animal no tan vistoso, pero no menos importante, el ostión de mangle (Crassostrea rhizophorae), un tipo de molusco comestible que aquí —a diferencia del resto del país— no se cultiva sino que se encuentra en estado salvaje.

Además de estos vecinos permanentes, entre febrero y mayo la reserva recibe la visita de las tortugas laúd que vienen a desovar a estas playas.

6. Four Seasons Resort Costa Rica at Península Papagayo

La exuberante naturaleza salvaje de la Península Papagayo abraza este exclusivo resort de la firma Four Seasons donde el buen comer y el dejar pasar el tiempo sin prisas son los mejores ingredientes para rendirse a la pura vida costarricense.

Un equipo de nutricionistas, guías y entrenadores personales se encargan de diseñar experiencias privadas a gusto de cada cliente: una cena con observación de estrellas, una excursión a través de selvas y volcanes, un curso de submarinismo…y todas ellas certificadas con sello Eco.

#atlantidatravel #costarica #puravida #slowtravel #naturaleza #biodiversidad #sostenibilidad #inspiración #luxurytravelcurators #staysafewithatlantida #viajaseguroconatlantida #atlantidainspira #traveladvisor #viajesdelujo #viajesepicos #luxurytravel

Contacto

¡Gracias!

Recibirá un correo electrónico confirmando su registro.

¡Asegúrese de agregar nuestra dirección de correo electrónico, info@atlantida.travel, a su libreta de direcciones para que pueda comenzar a recibir nuestras publicaciones especiales de inmediato!

Gracias!