24/7 Support number 1-555-555-555

Córdoba Califal

La Mezquita-Catedral de Córdoba, lugar de veneración para dos religiones, es un monumento único en su especie y seguramente uno de los edificios más bellos de nuestra geografía. La quintaesencia estética de dos culturas —la musulmana y la cristiana— fue construida por arquitectos omeyas entre los siglos VIII a X y ampliada más tarde con perfiles góticos y barrocos bajo los auspicios de Carlos V.

La Mezquita-Catedral de Córdoba es uno de los emblemas de la Córdoba andalusí, pero no el único.

1. La judería

La judería es la gloria urbanística de una ciudad muy orgullosa de todas las culturas que la hicieron mestiza. Durante la Córdoba califal de Abderramán III y de Al-Hakam II (s.VIII-IX) los judíos convivieron con los musulmanes en la que sería la Edad de Oro del judaísmo en España.

En estas callejas hay numerosos puestos de souvenirs y tascas que sirven cocina local pero también vestigios de aquella época de convivencia entre culturas como son la Sinagoga o la casa Sefarad. Muchas de las plazas en esta parte del mapa cordobés ostentan el nombre (y lucen la estatua) de grandes figuras hebreo-sefardís como el sabio Maimónides o el poeta Judá-Levi.

2. Relax al estilo andalusí

Dos lugares más situados en el top ten de visitas imprescindibles en Córdoba: el Alcázar de los Reyes Cristianos y los Baños del Alcázar Califal.

El primero, construido por Alfonso X y Alfonso XI sobre un palacio califal, fue el lugar donde los monarcas de la Corona castellano-aragonesa Isabel y Fernando dieron el permiso (y varios miles de maravedíes) al navegante Cristóbal Colón para que pusiera rumbo hacia esa nueva ruta marítima que quería abrir entre Europa y las Indias. Lo que sucedió después cambiaría el rumbo de la historia mundial.

No muy lejos del Alcázar se esconden los Baños del Alcázar Califal levantados en el s.X para el uso y disfrute del Califa y los emires que visitaban el desaparecido alcázar omeya. Hoy ejercen como museo y en su exposición se cuentan todos los secretos sobre el ritual del baño y su importancia en la sociedad andalusí de la época.

3. De patio en patio

Uno de los eventos más vistosos de Córdoba sucede en primavera y es la Fiesta de los Patios. La historia viene de lejos, pues fueron los romanos primero y los musulmanes después quienes, acuciados por la climatología en estas latitudes, adaptaron las viviendas cordobesas alrededor de un peristilo central que además de dar frescor al conjunto servía también para recoger el agua de la lluvia.

El dotarlo de abundante verdor y colorido fue cosa de los musulmanes quienes también añadieron al edificio el istawán o zaguán, que era la entrada directa desde la calle. La competición entre vecinos por tener el patio más original y florido es cosa ya de la historia moderna. Desde 2013 la Fiesta de los Patios es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

4. Una ciudad-palacio

Otro lugar de obligada visita en esta ruta por la Córdoba andalusí es el espectacular complejo de Madinat al-Zahra, de donde provienen algunas de las piezas que hoy se exhiben el Museo Arqueológico de la ciudad.

Diez mil trabajadores colocando unos 6.000 bloques de piedra al día —según las crónicas de la época— dan una pequeña idea de lo magnífica que llegó a ser la ciudad-palacio que construyó el califa Abd ar-Rahman III a los pies de Sierra Morena en el año 936.

5. Alojamiento: Hotel Hospes Palacio del Bailío

No todos los hoteles pueden presumir de ser Bien de Interés Cultural ni de poseer unas auténticas termas romanas del siglo I d.C en el subsuelo.

Es el caso del Hotel Hospes Palacio del Bailío, una casa solariega en el casco histórico de Córdoba en la que absolutamente todo es exquisito, desde su decoración minimalista de inspiración árabe hasta las propuestas de su restaurante Arbequina, diseñadas por el chef Javi Moreno. Sus menús gastronómicos son pura emoción servida en plato. Conviene probar su bacalao negro con miso dulce.

#Cordoba #Andalucia #CityBreak #Historia #Cultura #Arquitectura #Inspiracion

Contacto

¡Gracias!

Recibirá un correo electrónico confirmando su registro.

¡Asegúrese de agregar nuestra dirección de correo electrónico, info@atlantida.travel, a su libreta de direcciones para que pueda comenzar a recibir nuestras publicaciones especiales de inmediato!

Gracias!